Lluis Antón González: “Una serie n’asturianu tendría bona acoyida y cuntamos colos actores y guionistes suficientes”

Fonte: Asturnews

11/12/2009

Lluis Antón González participa del movimientu asturianista dende los entamos del Surdimientu, militando n’organizaciones como Conceyu Bable-Xixón, cola que funda y dirixe la revista de cómics “El Llapiceru”, y n’organizaciones polítiques nacionalistes, como’l CNA y el PAS. Sicasí, el so llabor más conocíu ye’l d’actor, formando parte del grupu “Telón de Fondo” dende 1983, amás d’en numeroses películes y curtios. Dende 2007 coordina’l programa “Al aldu: la risión” na TPA y ta acabante estrenar la so obra última “El xuegu de Yalta”, que tuvo esti miércoles en Lluanco y s’estrena mañana sábadu a Gozón. Na “Entrevista de la selmana” falamos con él d’estes y otres cuestiones.

-N’ochobre estrenaron en Colunga “El xuegu de Yalta”, la obra última del grupu “Telón de fondo”. Lleváronla yá per Xixón, Corvera, Riosa… ¿cómo ta siendo l’acoyida per parte del públicu?

-Bona, en xeneral.

-“El xuegu de Yalta” ye una obra adaptada dende un cuentu d’Antón Chejov, ¿qué tipu d’hestoria va atopar l’espectador?

-Fundamentalmente ye una hestoria d’amor. D’amor verdaderu, d’amor adúlteru. Pero tamién ye una obra que xuega cola verdá y la mentira, lo verdadero y lo falso, la ficción y la realidá.

-Al tratase de teatru n’asturianu, munchos programadores ponen la obra en muestres de “teatru asturianu” que nun son otra cosa, na mayor parte los casos, que muestres de teatru costumista, ¿cuála ye la reacción de la xente n’estos casos al atopase con una obra como esta?

-N’otres ocasiones que participamos con obres más cómiques, aunque nun yeren costumistes, el públicu reaciona como con cualesquier otra obra cómica. De toles maneres, nesta ocasión, aunque choque de mano, evidentemente’l públicu del teatru costumista nun ye fatu, y entiende perfectamente una hestoria como esta, cenciella y con otru calter dramáticu.

-Con usté, trabaya na obra Marilú Casas, una actriz bien moza, ¿foi difícil atopar un perfil como’l d’ella o hai una bona cantera d’interpretes mozos n’Asturies?

-Nun foi fácil. El teatru requier una dedicación y una entrega, superior a lo que paga. Nel nuesu casu, al tratase d’un grupu amateur, requier amás d’eso, amor al teatru. A la hora de facer un castin hai qu’escoyer y eso ye siempre un riesgu. Con Marilú acertamos dafechu.

-¿Amás de l’actuación de mañana en Lluanco, qué otros llugares va visitar la obra a lo llargo d’esta temporada?

-Diremos a Corvera con “Antón. El cantu´l cisne” el día 18. Pal añu que vien continuaremos cola xira per otres llocalidaes asturianes: Uviéu, Avilés, Llangréu…

-Anque quiciabes ye ceo pa falar d’un estrenu nuevu, ¿qué proyectos tien en mente Telón de fondo pal futuru?

-Nesti momentu nun tenemos nada concreto, anque sí munchos proyectos. Pa eso esperamos cuntar cola collaboración de les nueves incorporaciones, Sara García (directora d’El xuegu de Yalta) y Marilú Casas.

-Nel añu 1986 dirixó’l I Seminariu de Teatru en Llingua Asturiana organizáu pol I.T.A.E., ¿camudaron muncho la situación y los problemes d’esti teatru d’entós p’acá?

-Camudaron poco. El nuesu teatru ye itinerante, pasando per distintos espacios, y anque poco a poco estos sitios empiecen a tar equipaos, tovía, na mayoria los casos, la infraestructura nun ye suficiente.

-La castellanización del públicu, ¿fai que la xente conecte cada vegada menos col teatru n’asturianu?

-Evidentemnete’l futuru del teatru asturianu va rellacionáu col futuru de la llingua asturiana. Si la llingua se pierde, el públicu piérdese tamién. Nesti momentu, la conocencia de la llingua asturiana ye superior a la que se fala normalmente, por eso tovía ye relativamente fácil conectar col públicu.

-En cuantes al so trabayu na televisión, ¿qué percepción tien del ésitu del monólogu modernu n’asturianu ente’l públicu?

-Nel espaciu de La Risión, suelo combinar el monólogu modernu col monólogu tradicional. La respuesta ye la mesma, si’l monólogu ye bonu. Nestos dos años y picu pasaron pel programa más de venti actores monologuistes y lo que ye más importante, más de 200 nuevos testos de cuasi una ventena d’autores. La repercusión qu’esto pue tener ta tovía por ver, pero lo que sí ye evidente ye que se consiguió dinamizar el monólogu asturianu con nuevos testos y nueves propuestes.

-¿Qué iniciatives que se pudieren facer na TPA o n’otres televisiones podríen meyorar la situación del teatru en llingua asturiana?

-Más que pal teatru, sedía pal mundu de la interpretación. Una serie n’asturianu creo que tendría una bona acoyida. Y equí hai actores y guionistes suficientes pa facela.

-Echando una güeyada al pasáu, a finales de 2008 celebróse’l venti aniversariu del ñacimientu d’El Llapiceru, revista que tuvo activa hasta 1997, ¿cómo ve la evolución del cómic n’asturianu dende entós?

-Paezme que la evolución ye bona. Hai mui bonos dibuxantes. La pena ye que la industria editorial asturiana ye tovía mui pequiñina y nun da pa vivir. Esperemos qu’esto pueda cambiar, pues la cantera ye bona.

-En cuantes al tarrén políticu, como miembru de la Executiva del Partíu Asturianista (PAS), ¿qué espectatives tien pa les próximes elecciones de 2011, pue camudar la tendencia d’esta formación, anguaño na coalición Unión Asturianista?

-Lo qu’esperamos tolos asturianistes ye volver a la Xunta Xeneral, pero tamién tener mayor presencia n’otres instituciones como los ayuntamientos. Tolo que nun seya tar nes instituciones ye un fracasu, non solo del PAS, sinón de tol asturianismu, y tamién podríemos dicir de la propia democracia basada na pluralidá d’idees.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistes. Guarda el enlace permanente.