AUTONOMÍA, URGENTE (1978)

La autonomía de Asturias sigue congelada .Y la culpa no la tiene las olas del frío que se viene n abatiendo sobre la región. La cuestión, lisa y llanamente, es que al gobierno, a la U.C.D, no le interesan las autonomías. Si han hablado de ello, si han echo promesas, ha sido por pura demagogia. Lo único que están dispuestos a aceptar- y eso porque la presión es muy fuerte- es una cierta descentralización administrativa que mantenga los principales resortes de poder en el centro, dejando a los organismo autonómicos de nacionalidades y regiones convertidos en figuras decorativas .Ya lo estamos viendo en Cataluña: mucho presidente, mucha solemnidad, pero de atribuciones concretas nada. Y en el País Vasco, algo parecido con el agravante de que la U.C.D está maniobrando todo lo que puede para dejara Navarra fuera de Euskadi, por eso divide y vencerás.

Y si eso está pasando en Cataluña, en Euskadi, donde hubo luchas, manifestaciones masivas, presión popular…,¿qué no va a pasar en Asturias, donde estamos parados viéndolas venir?

Los parlamentarios parece que han hecho ya todo lo que estaban dispuestos a hacer. Elaboraron un anteproyecto preautonómico bastante lamentable, se lo llevaron a Clavero Árevalo y le dijeron: “Bueno, Sr Ministro; aquí lo tiene este “proyectín”, lo más recortado que pudimos .Por favor, no nos lo recorte Ud. más. Y si un día Ud. y los otros señores del gobierno tiene tiempo, haber si nos aprueban esta chapucilla para que no se nos enfade la gente por allá, que en Asturias tenemos unos extraparlamentarios muy barulleros”. Y después, a esperar.¿Hasta cuando? Y cuando el gobierno se digne aprobar la preautonomía ¿que va a pasar con la autonomía definitiva? ¿van a elaborar los parlamentarios los estatutos a espaldas de la opinión pública?¿ van a hacer algo tan limitado como el proyecto preautonómico?.

Probablemente pasará esto, o cosas peores, a no ser que el pueblo asturiano se canse de los ritmos- y las pausas- de nuestros parlamentarios y coja el asunto directamente en sus manos. La primera medida debe ser recordarle al gobierno, a las cortes, que Asturias existe, y que Asturias quiere la autonomía. Para ello hay que hacer lo que ya se hizo en todas las regiones menos aquí .Una gran manifestación unitaria por la autonomía ¡YA! Y a partir de ahí, exigir a los parlamentarios que la elaboración del Estatuto sea abierta, democrática, que se a la discusión pública; que se de voz y voto a todas las organizaciones y fuerzas regionalistas; que los parlamentarios se limiten a coordinar un trabajo colectivo (por que de sus ” convicciones” autonomistas particulares ya han dado suficientes pruebas).

Y luego, una vez elaborado el estatuto, que sea sometido a referéndum del pueblo asturiano antes de enviarlo a las cortes, de forma que vaya ya con un respaldo popular, con una fuerza de masas detrás. Porque sino en las cortes ya sabemos lo que va a ocurrir .Allí tiene mayoría la derecha; y la izquierda que está allí sentada no parece muy peleona. O sea, que como el Estatuto sea un poco serio y no vaya fuertemente respaldado, lo van a recortar hasta dejarlo convertido en nada o casi nada.

En resumen, que o tomamos la iniciativa los sectores verdaderamente regionalistas, o la autonomía de Asturias va a quedar convertida en un sueño dorado. Por nuestra parte estamos dispuestos a luchar. Como siempre.

Octubre nº15 Enero-Febrero de 1978

Fonte: Blogue Prosovieticu

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Organizaciones polítiques. Guarda el enlace permanente.