Golpe d’Estáu nel Movimientu Contra la Guerra d’Asturies. (2001)

Métodos que muncha xente creyíemos superaos vuelven a asomar la so fea cara, esta vuelta afectando a les persones, organizaciones polítiques y colectivos sociales qu’en conxuntu formen el movimientu que n’Asturies opónse a la globalización neolliberal y l’actual guerra d’Afganistán.

LOS ANTECEDENTES

Hai más o menos un añu entama a reunise y trabayar nesti campu de l’antiglobalización un garapiellu de persones, delles en representación de los colectivos o partíos a los que pertenecen, delles otres a títulu meramente personal.

Esti grupu empieza les sos actividaes ensin un nome concretu, adoptando más tarde el de “Campaña asturiana contra el Banco Mundial, Barcelona 2001”, yá qu’esi ye l’oxetivu que se marca como exe central, allongándose depués en delles actividaes que xiren alredol de Xénova.

Precisamente una d’estes últimes actividaes ye la convocatoria d’una concentración en protesta pola muerte del manifestante italianu Carlo Giuliani. Desbordando les previsiones, la concentración conviértese nuna manifestación que sal del Muro y finaliza nel Paséu de Begoña de Xixón. Lléese un comunicau onde se fai un llamáu a continuar la llucha, en solidariedá colos feríos y deteníos de Xénova, y tamién escontra la globalización. N’acabando esti actu, un numberosu grupu de persones parte pa los locales de la CSI. Ellí axúntense más de 30 persones, que deciden constituyise como un colectivu antiglobalización, tovía ensin un nome concretu, y nel que ainda naide plantegaba si’l so funcionamientu diba ser independiente o conxuntamente col mesmu grupu de xente que viniera funcionando de cara a la Contraconferencia de Barcelona, puesto que les persones taben entemecíes.

Al pocu tiempu comiencen a rescamplar susceptibilidaes, tanto pol repitíu protagonismu mediáticu de ciertes persones, como poles reiteraes coincidencies ente campañes particulares d’opciones polítiques concretes (más esactamente d’IU) coles del movimientu nel so conxuntu. D’una manera cada vegada más evidente y esplícita, empiecen a funcionar per separtao dos ámbetos de trabayu antiglobalización: el primitivu, más reducíu, y el nuevu, más numberosu y variáu na so composición, con delles persones a caballu ente dambes estructures.

LA GUERRA

Finalmente llega l’atentáu de les Torres Ximielgues. Al principiu nun hai reaición, dao lo impactante de la traxedia. Poco a poco comienza a debatise l’asuntu, previéndose una guerra abierta vistes de les declaraciones norteamericanes. Lóxicamente, nun se ve qu’esti tipu de respuesta vaiga solucionar nada, salvo añadir más muertes y sufrimientu a les producíes el 11-SET. Decídese entamar coles movilizaciones al otru día de producise el primer ataque.

Dende esi momentu les actividaes contra la guerra van medrando nos principales núcleos de población d’Asturies, axuntando a un bon númberu de persones y colectivos que se sienten involucraos.

Si bien los dos ámbetos de los que falábemos deciden funcionar pal trabayu antiglobalización separtadamente, vese la necesidá de coordinar esfuerzos na llucha contra la guerra. Yá los primeros contautos dexen ver delles rocees.

Nun momentu dau, decídese delegar nuna pequeña comisión de tres persones pa la redacción d’un manifiestu unitariu que se lleería al finalizar la prevista manifestación de toa Asturies. Mesmamente yá taba fixada la fecha pa la mesma: pretendíase facela coincidir con otres estatales e internacionales convocaes pal 29 d’Ochobre, pero pa esa fecha yá taba organizada otra antirrepresiva, tamién en Xixón. Por esi motivu, la Plataforma Asturiana Contra la Guerra decidió convocar pal 15 de Payares, tando de común alcuerdu tola xente qu’hasta esi momentu vinía moviéndose tanto contra la globalización como contra la guerra.

Asina, convócase una reunión de la única plataforma esistente pal día 24 d’Ochobre, onde taba previsto rematar detalles y tamién someter el manifiestu a la aprobación de la xente.

Equí surde la primera sorpresa, pues nun se mos presenta un manifiestu, sinón dos. Ello debíase a qu’ún de los integrantes de la comisión encargada de redactalu, Sixto Armán, d’Izquierda Unida, nun taba conforme cola redacción de les otres dos persones.

De secute ábrese un debate sobre dambos manifiestos nel senu de l’asamblea de la Plataforma. Aparte cuestiones de detalle na redacción, les diferencies consistíen en cinco coses que contenía el manifiestu primeru, que desapaecen no que la xente calificó de secute como “el manifiestu d’Izquierda Unida”. Desapaecía una alusión esplícita al capitalismu; otra al imperialismu; otra a la OTAN y les sos bases nel Estau español, asina como la collaboración del mesmu en base a la so pertenencia; otra crítica al PSOE como cómpliz parllamentariu del PP nesti tema, y tamién desapaez la frase La “llucha contra el terrorismu” ta utilizándose como coartada pa promover incuntables midíes de represión, control policial y recorte de los drechos civiles, pa ser sustituyida por esta otra: Asina mesmo, refugamos les propuestes y midíes que, nel nome d’una supuesta seguridá, suponen graves retrocesos nos drechos y llibertaes básiques, daqué que nun podemos ignorar. En definitiva, al “manifiestu d’IU” la xente presente velu como más light. Produz un debate, qu’inclusu en dellos momentos llega a ser abondo enraxonáu.

El representante d’IU, Sixto Armán, defende’l so manifiestu, y nesa xera vese arropáu únicamente por otres 5 persones, toes elles pertenecientes al grupu Lliberación y a Griesca, la organización xuvenil vinculada a esti grupu. Mientres tanto, l’otru manifiestu ye defendíu pol restu la asamblea, otres 27 persones.

El grupu minoritariu nun acepta precisamente eso, quedar en minoría. Entós ye cuando Sixto Armán ufre retirar el so manifiestu, cola condición de nomar una nueva comisión que redacte otru diferente. Dao lo avanzao de la hora, prefierse dexar el tema d’un nueu manifiestu pa la prósima reunión de la Plataforma, y pa sacar daqué en llimpio fixar la fecha de la manifestación, que se concreta nuna convocatoria unitaria pa toa Asturies, en Xixón, pal 15 de Payares.

EL GOLPE

A la otra selmana, el día 30 d’Ochobre, reúnese otra vuelta la Plataforma pa rematar el tema del manifiestu y demás detalles técnicos. Y equí surde la segunda sorpresa. El representante d‘Izquierda Unida, Sixto Armán, comunica a los demás qu’hai una serie d’organizaciones que nun tán conformes cola plataforma preesistente, col enfoque que-y da a la campaña, nin cola composición que tien, que la idega d’estes organizaciones ye crear una plataforma únicamente formada por organizaciones, onde se pondere el pesu específicu de caúna, que se reserven el derechu d’actuar como-yos paeza más conveniente, y que pa falar de too ello convócase a una reunión informativa pal día siguiente, 31 d’Ochobre, a les 6 de la tarde nos locales de CC.OO. d’Uvieu.

Les reacciones de les persones presentes van dende’l plasmu a la indignación. Della xente decide acudir de toes formes a la reunión del otru día. Y ésta ye la tercera sorpresa, la gota que colma el vasu y que decanta dafechu hacia la indignación a les persones y colectivos qu’ainda teníen duldes.

Cola elocuente ausencia de Sixto Armán, fáise presentación d’una plataforma compuesta por IU, CC.OO., UGT, USO y CSI. Y lo más ablucante ye que dicen tener convocada una manifestación “regional” pal día 22 de Payares, pa la que yá tán pidíos los permisos, fixáu el llugar (Xixón), la hora, el percorríu, encargaes pancartes y el baberu de cabeza (a una empresa especializada), los cartelos y les octavilles, los conteníos y el númberu d’ellos, el lema, etc. Ye dicir, la campaña completa.

Depués d’una serie de discutinios tanto dientro de la antigua Plataforma, como nel senu de los diferentes colectivos, la práctica totalidá d’ellos deciden nun sumase a esta convocatoria, nin contribuyir en forma dala a ponela en pie, nin con trabayu nin con aportaciones económiques. Razonamientu comprensible dafechu, pues argumenten que puesto que se-yos esclúi de la preparación y los conteníos d’esta manifestación, ellos autoesclúyense tamién de la xera y d’añadir la so sigla, habiendo incluso quien opina que nun se debería nin siquiera acudir, yá que valoren que la postura cínica de les organizaciones citaes ye una práctica perfrecuente de chantax y que nun se puede siempre “tragar sapos pola causa”.

LA POSTURA D’IAS

Evidentemente, estos métodos IAS considéralos errónios dafechu: nun se puede nengunear d’esta forma a movimientos sociales que lleven munchos años trabayando, nin tampoco intentar remanalos d’esta forma tan antidemocrática, en busca de probables porgüeyos electorales, muncho menos cuando la organización que con toa evidencia ye la principal responsable d’esta falta de respetu, Izquierda Unida, davezu convoca periódicamente a estos mesmos colectivos, especialmente cuando hai elecciones, pa confeccionar los sos programes, o pa consulta-yos a la hora de debates, mociones, etc, nel parlamentu asturianu.

Por eses mesmes razones nun entendemos la postura del grupu Lliberación nesa especie de seguidismu d‘IU, utilizando pa ello esa estraña ambigüedá del tamos-pero-nun-tamos-n’IU, somos-un-grupu-pero-non-un-partíu, etc. Bones muestres d’esa actitú ente dos agües yá les conocemos con ocasión de los dos últimos 8 de Setiembre, onde, por cierto, la “falta de tiempu” pa sumase a la convocatoria por parte d’IU con 5 selmanes d’antelación contrasta fuertemente cola “axilidá” pa poner en marcha esta campaña contra la guerra en tan sólo 7 díes.

Dende’l nuestru puntu de vista la otra pieza que nun encaxa ye la CSI. Nun entendemos en base a qué estrañes dinámiques internes la Corriente Sindical d’Izquierdes vien contribuyendo a respaldar cola so sigla la actitú d’IU, yá que, cuando IU pretende dar la sensación de que nel MAGA (Movimientu Anti-Globalización d’Asturies) nun caben organizaciones y que polo tanto el primitivu colectivu nun sólo debería ser, sinon que de fechu yá lo yera, una coordinadora d’organizaciones (cosa que ye falsa, porque delles persones acudíen a títulu individual), yá dende un principiu cuenta col importante sofitu de la sigla CSI. Y agora que yá ta entamada, de poco valen les llamentaciones, tipu les qu’espresó Cándido G. Carnero na asamblea de la nueva plataforma d’organizaciones: “Nun tamos d’alcuerdu na forma na que se exzo la convocatoria, pero lo importante ye qu’haiga una manifestación masiva pa parar la guerra”.

Dende Izquierda Asturiana pensamos que non, que los oxetivos son importantes, pero les formes tamién, qu’esti tipu d’actitudes tamién chisquen a la Corriente, y tal vez fadría bien n’escuchar les opiniones de los sos propios afiliaos que tán trabayando nel tema de la globalización.

El mesmu día 15, cuando se celebraba la manifestación de Xixón, reconvertida en concentración local, IU y los sos compañeros de Plataforma entamaben una cadena humana alredol de la Xunta Xeneral ¿Nun ye esto facer boicot? Si lo más importante ye lluchar unitariamente pa parar la guerra… ¿Por qué razón s’entamen actividaes el mesmu día? Igual lo que pasa ye qu’a Izquierda Unida nun-y interesa tanto formar parte d’un gran movimientu antibelicista como llevar el protagonismu de les movilizaciones, p’asina presentase como l’únicu referente de la izquierda. Vese, como siempre, la concepción utilitarista de los movimentos sociales, que namás son interesantes pa IU cuando acaten sumisamente les sos imposiciones.

Izquierda Asturiana (IAS) va siguir apostando por un movimientu antiglobalización fuerte y unitariu y por un movimientu antiguerra fuerte y unitariu, nos que quepan tanto organizaciones como otros colectivos y persones, y onde la lexítima pretensión de protagonismu de les organizaciones quede siempre subordinada al interés xeneral del movimientu y la so pluralidá. Nesa xera, por desgracia, ye evidente que nun vamos coincidir con una Izquierda Unida más esmolecida por facese publicidá nin con ciertes organizaciones que, incomprensiblemente, prefieren dir pa onde les lleven ensin parase a pensar nes consecuencies.

Dirección Nacional d’IAS, 16 de payares de 2.001

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IAS. Guarda el enlace permanente.