INFORME DE LA DIRECCIÓN NACIONAL SALIENTE AL VI ALCUENTRU NACIONAL D’IAS (2006)

Xixón, 28 de xineru de 2006

SUMARIU:

1. EL PANORAMA POLÍTICU N’ASTURIES

1.1. Asturies baxo la “izquierda plural”: dos años perdíos.
1.2. La izquierda plural o la política de la impostura permanente.
1.3. La reforma del estatutu: asignatura pendiente.

2. LA ACTIVIDÁ D’IAS DENDE’L V ALCUENTRU NACIONAL

2.1. La nuestra actividá nos movimientos sociales y n’otros ámbitos unitarios.
2.2. L’actividá directa d’IAS

3. OXETIVOS Y PLANES PA LOS PRÓSIMOS MESES

3.1. Siguir na xera de dir afitando organizativamente IAS
3.2. Afondar na ellaboración del nuestru discursu
3.3. Caltener la voluntá unitaria hacia otres fuercies y sectores.

1. EL PANORAMA POLÍTICU N’ASTURIES

1.1. Asturies baxo la “izquierda plural”: dos años perdíos:

Yá pasó l’ecuador de l’actual lexislatura asturiana, tiempu abondu pa facer una valoración bien fundada de per qué camín mos empobina’l gobiernu de la, sigún los sos protagonistes, izquierda plural asturiana.

La primer conclusión a la que podemos llegar ye que la incorporación d’IU-BA al gobiernu del Principáu nun valió pa modificar la llinia política y el modelu lliberal-clientelar de la FSA-PSOE, sinón únicamente pa enanchar la so base parlamentaria: hai una continuidá mui grande en tolos ámbitos coles polítiques aplicaes pol gobiernu Areces na lexislatura 1999-2003, cuando gobernaba en solitario. La diferencia ta en que nesa lexislatura había una oposición parlamentaria –con tolos defectos que se quiera- dende la izquierda. Agora, non.

La política aplicada nestos dos años dende’l gobiernu de coalición del Principáu ente la FSA y IU-BA nun supón en nengún elementu importante una rotura col modelu de desarrollu aplicáu n’Asturies dende va décades: un modelu basáu na industria pesao-estractivo, altamente depredador pa col mediu, improductivu y necesitáu de la subvención esterna pa siguir alendando, y sofitáu nun modelu políticu sucursalista y clientelar. Esi modelu entró en crisis va trenta años, y los ventidós de gobiernos autonómicos de la FSA-PSOE y el PP, en solitario o con sofitos esternos del PCA-IU nun valieron pa pilotar la transición hacia otru modelu económicu, sinón tolo contrario. Presos del dogma neolliberal de non intervención del Estáu na economía, les distintes alministraciones asturianes optaron por marafundiar les perres que se daben dende la UE a cuenta de la voladura controlada de los sectores productivos asturianos n’obres faraóniques, subvencionar empreses privaes multinacionales o parasitaries de les públiques y caltener la rede clientelar qu’afitaba un votu cautivu que permitía construir mayoríes electorales. La entrada d’IU-BA nun valió pa modificar esa política, sinón pa facer partícipe a esta organización del procesu. El vieyu modelu muerre en medio de l’anestesia de fondos mineros y prexubilaciones, mientres los efectos d’esa anestesia empiecen a pasar y los primeros síntomes de dolor empiecen a notase baxo la forma d’emigración masiva y forciada de bona parte de la mocedá del país, lo más preparao y dinámico de la nuestra sociedá. La respuesta del gobiernu asturianu a esa situación ye aneciar nel actual modelu, como bien espeyó Álvarez Areces nel últimu debate sobre la orientación política del executivu: l’apueste pol modelu productivista-depredador, basáu nel monocultivu enerxéticu (llínies d’alta tensión Lada-Velilla y Soto-Penagos, promoción a les actividaes más agresives pa col mediu, como la Río Narcea Gold Mines Co., apueste por allongar l’agonía del carbón ensin plantegar alternatives clares), les obres faraóniques y/o innecesaries (Muselón, regasificadora, autovía a Ponferrada), la especulación (PGOU de Xixón), la non intervención na actividá productiva (dexando morrer empreses altamente rentables, como nos casos reciente de Talleres Revuelta o Menasa), la fiscalidá sucursalizada (recurriendo amás a lo más reaccionario, los impuestos indirectos como’l de la gasolina), la negación de los derechos llingüísticos (mazcarando de normalización llingüística lo que son simples planes de promoción del asturianu, permitiendo que la Universidá d’Uviéu incumpla la LLei d’Usu de forma sistemática y negándose cuantes veces faga falta a la oficialidá) la privatización adulces del sistema educativu cola agresión a la escuela pública (conciertos cola privada y supresiones sistemátiques na rede pública, especialmente na zona rural).

1. 2. La izquierda plural o la política de la impostura permanente:

Mentanto, xuégase a la impostura, pa facer ver que se fai daqué onde nun se fai nada o mui poco: un Presidente que fala de federalismu onde hai un autonomismu apocadísimu, una conseyería que llama salariu social a un modestu subsidiu, otra conseyería que diz normalización llingüística onde hai una discreta promoción… El casu ye caltener la traza progresista, mentanto sigue la voladura económica de los sectores productivos y esportamos mano d’obra especializao que va a ganar el pan lloñe del so país. Esta ye la herencia que quier dexar la izquierda plural: amosar a la xente que nun hai diferencies ente un gobiernu del PSOE-IU con unu del PP u otru del PSOE en solitario, lo que, nun habiendo tovía otres fuercies polítiques con fuercia abonda como p’apaecer como un proyectu creíble pa un segmentu importante de la base electoral de PSOE-IU, ye roza-y el camín a les polítiques tovía más a la derecha, yá seya en forma de PP o de PSOE en solitario.

D’otru llau, el malcontentu social coles polítiques d’esti gobiernu ye grande, pero la respuesta popular probe, notándose namás –y ensin fuercia abonda como pa corrixir el rumbu, de momentu- nel ámbitu sindical y nel de defensa de la llingua asturiana. Les lluches desendolcaes escontra aspectos parciales de la política gubernamental (albeitres, trabayadores de la enseñanza, movilizaciones pola oficialidá, empreses en crisis) nun acaben d’obligar a doblar al gobiernu, siendo esa una de les grandes responsabilidaes d’IU-BA, que nel so ámbitu d’influencia caltién secuestrada a bona parte de la izquierda social y sindical.

1. 3. La reforma del estatutu: asignatura pendiente

Ye nesi contestu políticu tan revesosu nel qu’Asturies encara’l procesu de reforma estatutaria. Reforma que, nun debemos escaecelo, nun llega como resultáu del a presión interna del a propia sociedá asturiana, sinón por un cambeu de coyuntura estatal. Si daqué demuestra la Historia ye que nun hai nada eterno. Cuando en 1998 PSOE y PP zarraron en falso la reforma estatutaria asturiana fueron munchos los que dixeron –unos con gayola y otros con desesperación- qu’esti marcu llegal diba durar pa los prósimos venti o trenta años. Cuando en 2003 se firmó l’alcuerdu de gobiernu ente PSOE y IU-BA nun se pautó la reforma estatutaria porque’l PSOE negóse, y IU-BA nun punxo mayor enfotu nello por creelo una causa perdida y por nun poner en riesgu la posibilidá de tocar poder. Agora, per aciu de la Executiva Federal del PSOE, Asturies vuelve atar enserta nel procesu de reforma, cosa que nun-y presta un ris nin al PSOE nin al PP (nin a la propia IU, que quedó n’evidencia dafechu), yá qu’amuesa al es clares el radical sucursalismu del a clase política asturiana. Seya como seya, Izquierda Asturiana (IAS) talanta que la dinámica que xenera ye positiva, porque obliga a la nuestra sociedá a falar otra vuelta del marcu políticu más afayadizu pa l’Asturies d’anguaño.

Nun ye dable esperar una reforma de máximos del estatutu asturianu, viendo quien tien la responsabilidá política de pilotar el procesu: la reforma que salga nun va ufrir nin más autogobiernu nin respuestes riales y durables a problemes estructurales de la sociedá asturiana como la voladura controlada de los sectores productivos asturianos ensin alternativa nenguna, la emigración forciada, el desequilibriu territorial o l’esfarrape del mediu. Sí ye posible, y esi tien que ser un apueste estratéxicu del partíu nos meses vinientes, algamar la presión social abonda como pa incluir nel testu estatutariu la oficialidá de la llingua asturiana y la d’Entrambasauguas, polo que ye fundamental el fortalecimientu de la plataforma ciudadana constituida con esi envis, el Conceyu Abiertu pola Oficialidá (CAO), ferramienta unitaria que, nun lo escaezamos, fo la única en dos años de lexislatura que fo quien a plantegar movilizaciones multitudinaries escontra dalguna política sectorial del gobiernu d’Areces.

2. LA ACTIVIDÁ D’IAS NEL CURSU POLÍTICU.

La nuestra actividá dende’l V Alcuentru Nacional (1º de mayu de 2004) desendolcóse principalmente al traviés de dos víes: movimientos o colectivos sociales y directamente dende IAS. Vamos facer un breve resume y un comentariou de les mesmes:

2.1. La nuestra actividá nos movimientos sociales y n’otros ámbitos unitarios:

Izquierda Asturiana (IAS) participa con mayor o menor intensidá nes dinámiques sindicales o de calter social, ecoloxistes, anti-globalización, internacionalistes, ciudadanes, de defensa de la llingua, republicanes, pola escuela pública, etcétera.

L’acción sindical y social. 1º de mayu, participación militante, con intensidá variable, en CC.OO. y SUATEA. Presencia d’IAS bien curiosa nes movilizaciones d’avientu de 2005 en defensa de la escuela pública.

Anti-globalización. Participación militante n’actividaes menores. El movimientu, en xeneral, tuvo mui perbaxo del añu de les cimeres europees.

Internacionalismu. Diverses acciones menores de solidariedá.

Movilizaciones pola llingua asturiana. Les movilizaciones rutinaries de la Xunta Pola, asina como la militancia permanente de bona parte de l’afiliación d’IAS na Xunta, y participación activa na preparación, publicidá y desenrrollu de les manifestaciones entamaes pol CAO.

Movimientu ecoloxista. Participamos nes plataformes ciudadanes escontra la incineradora de Serín, la llinia d’alta tensión de Soto-Penagos y en breve vamos facelo con Lada-Velilla.

En xeneral la movilización social nesta lexislatura foi más bien poca, sacante les movilizaciones pola oficialidá y determinaos conflictos sectoriales onde la “izquierda oficial” intenta facer de bomberu del fueu qu’ella mesma prende. Al mesmu tiempu, les iniciatives unitaries, cuando les hai, y cola escepción del CAO y plataformes sectoriales, nun suelen ser otro que ferramientes partidaries de quien les entama.

2.2. L’actividá directa d’IAS

L’oxetivu de la visibilidá del proyectu d’IAS que mos marcáremos depués de la rotura del BIA va cumpliéndose adulces y con mayor intensidá sigún va medrando’l partíu en militantes y n’esperiencia política. Dende’l V Alcuentru Nacional de mayu de 2004 IAS participó con voz propia nun fatáu de movilizaciones: les manifestaciones pola oficialidá del día de les lletres de 2004 y 2005, la manifestación de Xixón de SUATEA y CSI de marzu de 2005, el 1º mayu de 2005 de SUATEA, CSI y CGT, y les manifestaciones pola oficialidá entamaes pol CAO de marzu y payares de 2005. En toes elles, IAS asistió col so propiu cortexu, banderes, pancartes y panfletu nel que desplicaba la so postura política énte esa movilización, lo que resultó especialmente útil pa esclariar la nuestra posición en convocatories onde díbemos con sectores del actual gobiernu asturianu (IU-BA).

No que toca al 8 setiembre, si en 2004 féxose per segunda vez en L’Infiestu la tradicional xinta de xeremandía con actu políticu, en 2005 féxose en Xixón y precedida por una concentración-homenax al Conseyu d’Asturies y Llión, con un ésitu curiosu de prensa y públicu. Meses anantes, con motivu del aniversariu de la revolución de mayu de 1808, dióse una conferencia n’abril con ésitu abondu de xente na Facultá d’Historia d’Uviéu (Republicanismu asturianista: pasáu, presente y futuru) y el 25 de mayu un actu públicu n’alcordanza de los homes y muyeres que participaron nel procesu, tamién curiosu de xente y repercusión.

Na actividá local, destaquen especialmente les movilizaciones entamaes por IAS en Piloña, especialmente escontra la llinia d’alta tensión de Soto-Penagos, visibilizaes na colocación de cartelos y pancartes escontra les torretes (mayu de 2005). Tamién se fexeron campañes locales en Xixón (Muselón) y Mieres (Talleres Revuelta).

Na actividá propagandística, ye de destacar qu’IAS entama a algamar cierta presencia na prensa escrita, anque con fuertes condicionantes. Xeneralmente, prensa y radio namás saquen d’IAS una mínima parte de los comunicaos y posiciones politiques del partíu, y cuando lo faen, suel ser de temes de política local o directamente relacionaos col tópicu de mundu asturianista: llingua y cultura asturianes. De lV Alcuentru p’acá salieron delles tribunes en prensa sobre temes d’actualidá firmaes por militantes d’IAS (8 setiembre, política xuvenil, polémica de los archivos, polémica irredentista y federalismu y izquierda en La Nueva España fundamentalmente y columnes más o menos permanentes en Les Noticies). La presencia nes radios suel ser escasa y nes televisiones, cásique inesistente, sacante les locales en casos mui concretos. D’otru llau, sigue saliendo El Voceru en Piloña con un ésitu más que curiosu.

Casu aparte merez la páxina web http://www.ias.as, que ye una ferramienta fundamental pa esparder les posiciones y les propuestes d’IAS, y que tien una audiencia bultable pola so calidá.

L’añu 2005 foi el del despegue de Mocedá d’Izquierda Asturiana (MIAS) como organización autónoma: afitando un núcleu militante, esta organización convirtióse en mui pocu tiempu nun revulsivu pa tol partíu y un dinamizador del mesmu: la publicación regular del so boletín mensual, Na Cai, con más 2.000 exemplares, la participación activa en payares nes movilizaciones del CAO (manifestación del 5-P), y de Xunta Moza pola escolarización del asturianu (fuelga nos IES del ….), asina como la manifestación escontra la LOCE (avientu), arriendes de les campañes propies (La relixón nun m’importa) faen de MIAS una prioridá estratéxica del partíu.

3. OXETIVOS Y PLANES PA LOS PRÓSIMOS MESES

3.1. Siguir na xera de dir afitando organizativamente IAS

La eficacia organizativa sigue siendo una xera pendiente nel partíu, anque dende’l V Alcuentru diérase un reblagu curiosu, especialmente de seis meses p’acá. Ameyoró enforma la organización previa de les convocatories publiques, tales como manifestaciones, mítines y demás, implicándose más militantes nel procesu y con un siguimientu curiosu dende la secretaría d’organización. Una organización curiosa d’estos actos permitió multiplicar la eficacia propagandística de la presencia d’IAS neses movilizaciones, con doble efectu positivu: pa la militancia polo que tien d’elementu de cohesión y lexítimu arguyu poles coses bien feches, y pa la redolada del partíu, porque meyora abondo la imaxe que proyectamos. Nun ye tanto que se trabaye más, que tamién, sinón sobre too que se trabaya meyor, y eso nótase, anque tovía quede muncho por meyorar.

El partíu medra en militancia, pero non n’agrupaciones. Les qu’hai tienen más militantes y tán meyor organizaes en xeneral, pero dende’l V Alcuentru nun hai nueves agrupaciones, anque ye posible que nos prósimos meses tengamos bones noticies nesi sen. No que toca a los locales, yá tenemos trés: Uviéu, Xixón y L’Infiestu.

La Dirección Nacional meyoró en capacidá de trabayu y en pesu políticu cola incorporación de nuevos compañeros y compañeres al so llabor. La especialización de funciones, cola criación de secretaríes especifiques, ta entamando a dar bonos resultaos. Esi modelu ta entamando a aplicase en delles agrupaciones y ta ufriendo tamién bonos resultaos, polo que ye conveniente xeneralizalu al conxuntu del partíu.

(…)

Na organización de la propaganda, IAS tien les torgues yá mentaes anantes, polo qu’habría qu’estudiar seriamente la posibiloidá de volver a sacar un voceru d’ámbitu nacional aparte de la web. El formatu, periodicidá y demás detalles habrán de ser estudiaos pola nueva Dirección Nacional que salga d’esti VI Alcuentru.

3.2. Afondar na ellaboración del nuestru discursu

Directamente relacionao colo anterior ta la ellaboración del discursu d’IAS. Dende’l V Alcuentru Nacional, el llabor del partíu centróse na organización y propaganda, quedando nun segundu planu la ellaboración teórica colectiva. Nun podía ser d’otra forma, yá que la xera organizativa nun podía esperar más. Asina, el discursu que dio IAS nestos meses vieno marcáu o bien desenrollando la llinia política aprobada nel II congresu, como ye normal, o bien ellaborándolu dende la Dirección Nacional n’aquellos aspectos, especialmente coyunturales, que por dase dende va pocu tiempu nun podín tar incluyíos na llinia política salida d’esi congresu: tamos falando, fundamentalmente, de les politiques desendolcaes pol gobiernu del PSOE-IU-BA nel Principáu. Ye necesario por ello esparder el debate políticu sobre la naturaleza del os gobiernos estatal y asturianu y sobre l’actual coyuntura política al conxuntu del partíu, y torgar que queden namás na Dirección Nacional. Precisamente la esistencia d’una publicación periódica podría ser una bona ferramienta (non la única, evidentemente) pa desendolcar esi oxetivu.

Los actos públicos (25 de mayu, 8 setiembre) con intervenciones politiques tán mui bien pa facer pedagoxía política pa propios y estraños, les tribunes de prensa qu’ellaboren los militantes d’IAS, xeneralmente de la DN, tán mui bien (sobre too cuando les publiquen), pero ye necesario implicar al conxuntu de la militancia na ellaboración y espardimientu del discursu del partíu. El prósimu debate sobre la reforma estatutaria tien de ser una bona ocasión pa ello, pa definir, y sobre too concretar, el marcu políticu que queremos p’Asturies, y pa da-y conteníu a la nuestra definición ideolóxica como partíu republicanu, socialista y asturianista.

Son dellos los retos político-ideolóxicos que tien IAS per delantre:

-Afondar na xera de dir llevantando una identidá propia d’izquierda nacionalista nel tarrén de les idees, de los valores y de la imaxe esterior: debatiendo la nuestra definición de la izquierda, del socialismu, de la nación, de la reinterpretación de la Historia asturiana, de la ecoloxía política…, too ello dende una revisión crítica de la tradición de la izquierda asturiana (el llaborismu, el clientelismu, el productivismu, el centralismu, el sucursalismu…) y de la breve tradición nacionalista (l’esencialismu, el mimetismu, l’irredentismu, l’oportunismu, el sectarismu, l’aislacionismu…). Debatiendo tamién con toos esos sectores, ca vuelta más grandes, que se ven representaos por nengún de los partíos históricos (desencantaos d’IU y PSOE d’un llau, del PAS pel otru, sectores sindicales disidentes…), estudiando les nueves rialidaes sociales (emigración, inmigración, trabayadores precarios…), definiendo les nuestres prioridaes politiques (¿identidá? ¿marcu políticu? ¿feminismu? ¿democracia participativa? ¿internacionalismu? ¿defensa del sector públicu? ¿ecoloxismu? ¿tresformaciones económiques? ¿renta básica? ¿memoria histórica?).

-Ver lo qu’hai de rescatable na tradición de la izquierda asturiana: la izquierda nacionalista asturiana, cuando nun xugó al mimetismu d’otres rialidaes nacionales, féxolo de la propia tradición de la izquierda asturiana. IAS nun debe siguir esi camín ¿Cuánto hai de reivindicable na historia del nuestru movimientu obreru? ¿Y de la tradición rexonalista del XIX y del primer terciu del XX? ¿Y de la I y la II repúbliques? ¿Y de la Xunta Xeneral de 1808? ¿Y del republicanismu federal? IAS nun ye una asociación d’historiadores, obviamente, pero sí tien d’ellaborar un discursu que defina claramente qué elementos de la nuestra historia nacional son rescatables pa un proyectu de futuru, y eso debemos facelo ensin nengún mieu a lo políticamente correcho tanto de la izquierda como del nacionalismu.

-Afondar nel trabayu municipal: meyorando’l trabayu nos conceyos, ellaborando alternatives coles que llevar la iniciativa política, sacando nós los temes, y non esperando a ver qué entamen los gobiernos locales pa ver qué postura tomamos, definiendo y traduciendo en propuestes concretes cuestiones que son idees-fuercia del programa d’IAS, como los presupuestos participativos, la recuperación de formes lexislatives tradicionales de democracia directa, etc. Siguir la collaboración con ApN y ver la posibilidá de facelo con otros conceyales independientes.

-Definir, aplicar y trabayar la nuestra política de xéneru: esta ye posiblemente la carencia más grave del proyectu d’IAS: l’ausencia cásique dafechu d’una política de xéneru, más p’allá d’unes cuantes conseñes. Esi ye un llabor que tien qu’implicar a tol partíu, que tien de partir d’un estudiu seriu de la situación, tanto xeneral como sectorial (trabayu, mocedá, inmigración, emigración, mediu rural, malos tratos, emancipación, maternidá, albuertu…) y que tien de concretase na ellaboración y aplicación d’un proyectu xeneral que llevar a los conceyos y a la política xeneral. Tenemos que dialogar coles organizaciones feministes, estudiar les sos propuestes y ver claramente cuáles debemos asumir y, sobre too, ser coherentes con ello.

-Apostar pol proyectu de MIAS: Ensin tuteles nin paternalismos, IAS tien qu’ellaborar, xunta la xente de MIAS, una política global hacia la mocedá, non solo nel aspectu reivindicativu (que yá ta en llinies xenerales) sinón na forma en qu’IAS tien de relacionase cola xente más mozo que naz a la política nun contestu estremáu del qu’había cuando entamó IAS y la so militancia a participar en política. La presencia de xente más mozo pue valir –ta valiendo- pa meyorar abondo les formes y los conteníos de la propuesta política del partíu.

3.3. Caltener la voluntá unitaria hacia otres fuercies y sectores.

Izquierda Asturiana (IAS) siempre fo un partíu con una clara vocación unitaria, que creyó posible afitar un proyectu partidariu al mesmu tiempu que s’apostaba por un proyectu de mínimos con otres fuercies. L’intentu más seriu qu’hubo hasta agora, el BIA, fo un fracasu dafechu. Aparte d’eso, hubo esperiencies electorales coyunturales positives (coalición electoral en Mieres en 2003), delles negociaciones que nun cuayaron (PAS y IU-BA en 2003, Andecha en 2004, contactos con UA en 2005) y collaboración puntual pero prestosa con sectores provinientes del PAS (agrupaciones asturianistes de Nava y Villaviciosa). IAS perafítase nel principiu unitariu y na so voluntá de llegar a alcuerdos estratéxicos con otres fuercies sobre la base de la confianza mutua y la coincidencia programática y estratéxica, pero nun pon el carru delantre los gües, y constata qu’anguaño nun hai actores posibles pa llevantar esi proyectu unitariu, más p’allá d’alcuerdos puntuales. El debate d’esti VI Alcuentru sobre esa cuestión servirá de xuru pa esclariar la cuestión.

D’otru llau, IAS sí ve posible, porque de fechu ta ocurriendo, la converxencia con otres fuercies, polítiques y de tou calter, en plataformes unitaries con oxetivos específicos: dende plataformes vecinales (Serín, Lada-Velilla, Soto-Penagos…) a la defensa de sectores públicos (escontra la LOCE, l’espaciu universitariu européu…) o la reivindicación de derechos civiles (Conceyu Abiertu poila Oficialidá). En toes elles, la nuestra postura ye y va ser siempre la mesma: apueste pola pluralidá, denuncia del remanamientu partidista o sectariu y caltenimientu de l’autonomía y capacidá de crítica d’IAS.

Yá p’acabar, una reflesión: Izquierda Asturiana, na so esistencia, pasó yá per tou tipu d’esperiencies: coaliciones fracasaes, desastre organizativu, operaciones d’acosu dende partíos más grandes y averaos al poder, y de toes elles salimos p’alantre. Too ello retrasó l’espollete d’IAS, pero nun fo quien a obligar a esti partíu, a la xente que lu forma, a colar pa casa o a otres organizaciones. Aguantamos porque creemos lo que dicimos. Otros, con una historia muncho menos accidentada, duraron menos y dexaron detrás d’ellos el tastu del oportunismu y del fracasu. Nós nun somos los elexíos o llamaos por una autoridá superior pa cumplir una misión histórica previamente escrita, sinón homes y muyeres de l’Asturies del sieglu XXI que creen posible y necesariuun país y un mundu meyor que’l que mos toca vivir. Meyorar el partíu ye meyorar la ferramienta p’agabitar nesi envís. Nello tamos y nello taremos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IAS. Guarda el enlace permanente.