Dos militantes independentistas bretones procesados por defender su lengua

El jueves 16 de agosto tuvo lugar en Rennes un juicio a Yoann Colas y Corentin Lemonnier, militantes del Comité Bretón de Solidaridad con el Pueblo Vasco (EHL-Roazhon) y del partido político «Breizhistance, Independencia y Socialismo».

Estaban acusados de haber realizado una pintada sobre una señal de tráfico en la región de Rennes en marzo pasado, y por no haber aceptado un control de ADN.

Ese mismo jueves por la tarde se reunieron unas cincuenta personas delante de la ciudad judicial de Rennes en solidaridad con los dos inculpados.

Los dos procesados cuando fueron detenidos por la policía declararon que sólo se expresarían en bretón, y durante el juicio hicieron lo mismo. En efecto, no pronunciaron ni una sola palabra en francés. El tribunal denegó la presencia de un intérprete, y recordó a las personas que estaban juzgando que tenían el derecho de expresarse en francés, pero que beneficiaban igualmente el derecho de callarse si no deseaban hablar en la lengua de la «República»…

¡El juez no les concederá la palabra puesto que no iban a expresarse en francés! Su abogado, el Sr. Lorvellec, cogerá el relevo, puesto que la justicia francesa no quiere oír hablar el bretón. A continuación tiene lugar un «debate» entre el fiscal y la defensa sobre la legalidad y la legitimidad de practicar la lengua que se escoja en un tribunal francés.

El fiscal llegó a comparar a los militantes del SAB (Stourm ar brezhoneg / Combate por la lengua bretona) con los chantajistas, que obligan a las colectividades a que pongan una señalización bilingüe. Y fue más lejos incluso en la provocación proponiendo de realizar, por qué no, una señalización bilingüe en alsaciano, puesto que aparentemente hay una importante diáspora alsaciana en Bretaña. Indignación y burlas en la sala. Después de un breve intercambio de impresiones sobre la cuestión de la muestra de ADN, el tribunal se retiró para deliberar.

Finalmente se pronunció el veredicto en el que las peticiones del fiscal son respetadas completamente. Corentin Lemonnier es condenado a una multa de 1.500 euros, Yoann Colas a 1.000 euros. A pesar de una defensa muy buena del Sr. Lorvellec, la justicia francesa ha condenado a dos militantes por su compromiso ciudadano, pero también ha condenado a la lengua bretona. Los inculpados recurrirán la condena.

Euskal Herriaren Lagunak de Brest, Rennes y Nantes, quieren expresar su solidaridad con los prcesados.

Hep brezhoneg Breizh ebet!

¡Sin lengua bretona no hay Bretaña!

Breihtz, 18 de agosto de 2012

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Internacional. Guarda el enlace permanente.