«Yo tengo mucha historia» recupera la tradición oral del campesinado asturiano

La Nueva España, 17/02/2012

El libro de Jesús Suárez López une por primera vez memoria ancestral y biografía

Gijón, J. L. ARGÜELLES

Walter Benjamin afirma en uno de sus ensayos que hay dos grandes tipos de narradores: aquellos que son campesinos, sedentarios, y los que, viajeros por el mundo, suelen tener la condición de marinos mercantes. Jesús Suárez López, responsable del Archivo de la Tradición Oral del Muséu del Pueblu d’Asturies, recordó ayer este pasaje del filósofo berlinés en la presentación de su libro «Yo tengo mucha historia», donde funde por primera vez en este tipo de trabajos, a través del relato vivo de tres campesinos asturianos, recuerdos históricos, biográficos y memoria ancestral.

«Quienes hablan son personas corrientes, pero que habían destacado por su capacidad narrativa oral; es un libro original, sin precedentes en España», manifestó Suárez López. Éste mostró cómo algunos de los relatos de estos tres campesinos asturianos, los que surgen del costado ancestral de su memoria, enlazan con otros de la gran literatura universal, de Aristóteles a Claudio Eliano.

«Yo tengo mucha historia» es el vigésimo tercer volumen de la colección «Fuentes para el estudio de la antropología asturiana», que edita el Muséu del Pueblu d’Asturies. Reúne las narraciones orales de Emilio González Rodríguez («Cobio»), Manuel López Álvarez («Sanchón») y Manuel Suárez García («Manolín d’Armá»), tres campesinos de los concejos de Candamo, Grado y Lena, respectivamente, nacidos entre 1915 y 1919.

El director del Muséu, Juan Alfonso Fernández, que acompañó a Suárez López y al director de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón, Xosé Nel Riesgo, en la presentación del libro, subrayó que este título se inserta en la tradición de la llamada «historia de las mentalidades», una rama de los estudios históricos que bebe de las fuentes populares y de los registros orales. Pero hizo resaltar que, a diferencia de otros volúmenes de la colección, donde se recoge un testimonio escrito, caso de «Memorias de una niña de la guerra», de Isabel Argentina Álvarez Morán, aquí se da entrada a la viveza y a la frescura de las manifestaciones orales. Anunció un próximo trabajo en el que varias asturianas cuentan en primera persona sus peripecias vitales en el exilio de la extinta URSS o de Alemania, entre otros lugares.

Riesgo indicó que es un «privilegio» contar con Suárez López, una «autoridad mundial» en los estudios de los romanceros. «El Muséu es nuestro buque insignia», añadió. Para acabar de darle la razón a Walter Benjamin, el autor de «Yo tengo mucha historia» anunció un trabajo similar con gentes de la mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticies. Guarda el enlace permanente.