Las pruebas del carbono 14 adelantan un siglo la construcción del castillo de Gauzón

La Nueva España, 30-12-2012

Los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García sitúan el primer asentamiento en el Peñón de Raíces en el siglo VI, con los nuevos datos

La Alcaldesa sostiene que los hallazgos de la sexta campaña de excavaciones que concluyó en septiembre «son espectaculares»

La construcción del castillo de Gauzón es más antigua de lo que se creía hasta ahora. Las pruebas del carbono 14 que se realizaron a restos encontrados en la última campaña de excavaciones y que se conocieron estos días, adelantan en un siglo-del VII al VI-, el primer asentamiento en el peñón de Raíces. La sexta campaña de excavaciones arqueológicas, que como las anteriores dirigieron Iván Muñiz y Alejandro García y que se prolongó del 1 de junio al 31 de septiembre, ha permitido conseguir notables hallazgos. La alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina, tras conocer los resultados de las pruebas del carbono 14 ha calificado de «espectaculares» los nuevos datos.

«A los pies de la torre de los reyes de Asturias, en el costado del Peñón que mira a la carretera general (Raíces Nuevo) la intervención de este año permitió localizar una edificación desmontada. De sus vestigios se desprende que era una construcción realizada con buenos materiales: piedra con argamasa y, en algún caso, bloques trabajados con gran finura. Las dataciones sitúan su obra entre los siglos VI-VII. Constituye por el momento la fecha más antigua del asentamiento y es uno de los hallazgos más interesantes de la campaña», señaló Iván Muñiz.

Los restos de madera que los arqueólogos encontraron en un tramo de 16 metros de muralla pueden datar en el siglo VII según los análisis. En la muralla, los expertos encontraron en verano una serie de orificios circulares, casi una docena, de entre 7 y 10 centímetros de diámetro, rellenos de sedimentos en los que se encontraron fragmentos de madera. «Un fragmento de madera de las vigas que se emplearon en la construcción de la muralla oriental ha podido fecharse en el siglo VII. Esto nos sitúa ante una disyuntiva, si esa madera fue cortada “ex professo” para la muralla, nos estaría indicando que ese tramo fue edificado en esa temprana centuria. De lo contrario, podría tratarse de una viga perteneciente al primer asentamiento que fue reaprovechada cuando se levantó posteriormente el castillo medieval», explicó Alejandro García.

«Teniendo en cuenta que queda mucha superficie por excavar, todavía pueden localizarse más pruebas del primer asentamiento. Lo más trascendental es que se corresponden con una etapa histórica muy importante para conocer los orígenes de la Edad Media y en el caso asturiano, los del reino de Asturias», indicó Iván Muñiz. «Las pruebas que nos han permitido adelantar en un siglo el primer asentamiento da más fuerza a la fortaleza y a todos los elementos», aseguró el arqueólogo.

Los trabajos de la sexta campaña se centraron en las distintas construcciones recuperadas, tanto en las excavaciones que realizó Vicente José González en la década de los años 70 del siglo pasado como en las iniciadas por Alejandro García e Iván Muñiz en 2007 y promovidas por el Ayuntamiento de Castrillón. Otro de los hallazgos importantes ha sido el foso de la fortaleza medieval. El foso tiene tres metros de profundidad y aproximadamente unos 2,5 metros de anchura. «Las características del foso remiten a un proyecto arquitectónico muy refinado puesto que sus formas depuradas, sus escalonamientos y su diseño muy lineal indican el cuidado que se puso en su ejecución», indicó Muñiz.

Las habitaciones regias también han salido a la luz. Incluyen una gran sala central que conserva en una esquina una chimenea para calentar la estancia y un baño, con un pequeño estanque, un lugar para albergar un aljibe y un sistema para canalizar los desagües. En las seis campañas de excavaciones se han localizado más de 24.000 piezas, la mayoría de cerámica y metálicas, que corresponden a utensilios de la vida cotidiana en el castillo. Todas las piezas están siendo inventariadas y algunas ya están expuestas en el Museo Arqueológico de Asturias.

«En arqueología es conveniente ser prudentes, pero estos hallazgos levantan muchas expectativas», concluyeron Iván Muñiz y Alejandro García. La séptima campaña de excavaciones que se desarrollará durante la primavera y el verano de 2013, está asegurada. El Gobierno regional ha incluido en los presupuestos del principado del año próximo una partida de 120.000 euros para seguir con los trabajos en el yacimiento arqueológico del Peñón de Raíces.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticies. Guarda el enlace permanente.