22M: Un avance na unidá necesaria

asturies en marcha

Izquierda Asturiana (IAS)

Dende hai dellos meses ta en marcha una iniciativa estatal que tien como oxetivu facer una riestra de marches dende diversos puntos de la xeografía del Reinu col envís de converxer toes elles en Madrid pal 22 de marzu. Estes marches, llamaes de la dignidá, tán plantegaes como una converxencia de tolos sectores sociales afectaos pola crisis con una plataforma reivindicativa mui cenciella, que tien ente les sos idees fuercia el non pagu de la delda y la garantía d’unos ingresos mínimos al conxuntu de la población.

Dende Izquierda Asturiana (IAS) vemos estes marches como daqué positivo en tanto que suponen un avance nel procesu d’algamar la unidá necesaria de tolos sectores agredíos poles polítiques xabaces de la Troika y les sos marionetes, y porque pasen, anque seya mínimamente, a una fase propositiva que perpasa la simple protesta y que pue ser el guañu d’un programa mínimo baxo’l que movilizase.

Izquierda Asturiana (IAS) lleva llamentando cuantayá l’ausencia d’una verdadera respuesta unitaria y baxo un programa claru y roturista cola Europa de la Troika. A lo llargo d’estos años fueron surdiendo iniciatives diverses que valieron pa movilizar a la población asturiana, como les Confluencies o Asturies en Pie. Otres, como la llamada Cumbre Social, fueron un intentu d’UGT y CCOO de nun encarar solos la llucha escontra’l gobiernu central del PP. Ésta última, si bien nel aniciu pudo cumplir una función movilizadora, nun ye güei n’Asturies más qu’un carráu de sigles que salen a la cai a desfilar cada seis meses baxo les órdenes de les centrales mayoritaries pa escenificar asina una pretendida oposición al gobiernu.

Si les movilizaciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera.

Más información: www.asturiesenmarcha.org

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufvv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufvvvvvv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpufvv

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

ciones se faen tarde y mal, y ensin una plataforma reivindicativa clara que vaiga acullá de la simple denuncia o la oposición formal, dexen de ser una ferramienta válida d’acción. Si les movilizaciones se planteguen como simples procesiones periódiques precisamente pa torgar dinámiques más radicales y orixinaes pela base, conviértense más nuna escenificación de la impostura que nuna respuesta amañosa. Les grandes centrales sindicales, les qu’históricamente vertebraron a la clase trabayadora asturiana nes últimes décades, tán agora tan preses de la dependencia estatal que nun son a oponese al gobiernu central –por nun falar del asturianu- con un mínimu de contundencia. Incluso sabiendo qu’esa sosaña d’oposición supón la so muerte adulces. El problema ye qu’esta parálisis tien unes consecuencies llacerioses pal pueblu asturianu.

Ye necesario movilizase, y tan importante como eso, facelo con un programa. Tamos nun momentu crucial en que ye imprescindible avanzar hacia una Carta del Pueblu, un compromisu históricu de la esquierda social y política que s’atreva a diseñar otra Asturies estremada de la que mos ta dexando la Troika y les sos marionetes n’Uviéu y Madrid. Les marches de la dignidá pueden y deben ser un primer pasu nesa dirección, y por eso dende Izquierda Asturiana (IAS) facemos un llamáu a la participación nelles, empezando pela manifestación que va ser esti sábadu 1 de marzu a les 12:00 hores nel Parque Vieyu de La Felguera

– See more at: http://www.ias.as/22m-un-avance-na-unida-necesaria/#sthash.WsLyC7Lp.dpuf

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IAS. Guarda el enlace permanente.