Yá ta entamada la “segunda transición”

abdicar-slideweb
Izquierda Asturiana (02-06-2014)
 –

L’abdicación güei, llunes 2 de xunu, del monarca español impuestu por Francisco Franco ye un saltu cualitativu nel intentu de la oligarquía española de caltener el control del timón d’un réxime qu’agoniza. Pese a los intentos de presentar la socesión como daqué natural cuando hasta va díes s’aventuraba como imposible dende los mesmos medios y sectores qu’agora la ven lóxica, ye evidente que ye un pasu meditáu pa intentar reconducir una situación que lleva podreciendo cuantayá y qu’amenaza con llevar per delantre al mesmu réxime de la II Restauración.

Nun sabemos, y tampoco nun ye importante porque nun ye determinante, si l’abdicación de Juan Carlos de Borbón ye consecuencia d’un agravamientu de la so salú. Lo que ye evidente ye que dexar pasu a Felipe de Borbón como nuevu rei val pa intentar rellanzar la imaxe de la institución monárquica, absolutamente desprestixada nestos postreros años. Too ello nel contestu de la crisis del réxime, cuando empecipien a madurar les condiciones polítiques pa la so superación. Les marches de la dignidá del 22M amosaron que’l refugu al réxime ta na so cota más alta dende la so instauración. Les eleiciones al parlamentu européu amosaron que tamién nel terrén electoral la desafección al turnismu yá ye mayoritaria. El réxime intenta recuperar la iniciativa con una nueva figura na xefatura del estáu, menos chiscada polos escándalos de corrupción y d’otru tipu, que se someterá a una operación de márquetin políticu onde se faga por recuperar la épica de la llamada Transición de los años setenta, con llamaos al consensu y con un previsible gobiernu de concentración PSOE-PP pa pilotar esi segundu viaxe al mesmu sitiu.

Vivimos asina una operación de “gattopardismo”, como na famosa novela de Lampedusa, onde lo que s’intenta ye cambialo too pa que too siga igual. Una previsible reforma constitucional qu’intente encaxar el procesu soberanista catalán con una redefinición del modelu territorial en clave federalista “a cuatro” onde Asturies quedaría somorguiada nel conxuntu de les comunidaes “non históriques”.

Reformes llegales que blinden tovía más el modelu neolliberal y el xuncimientu del Reinu d’España a les instituciones de la UE, por nun falar d’un posible xiru autoritariu que recorte derechos civiles. Too ello en nome del consensu, de la paz social y apiellando a la épica de la gran farsa del procesu políticu que llevó a la instauración del réxime del 78.

Dende Izquierda Asturiana (IAS) creemos que l’abdicación del Borbón ye un pasu más na fundición del réxime. Juan Carlos abandona porque ya´nun ye posible reconstruyir la so lleenda, que ye’l principal encontu, agora mesmo, d’un réxime podre. Nun podemos aceptar una simple sustitución na tiesta coronada. Ye’l momentu de dexar atrás non a Juan Carlos, sinón a la monarquía. Non al xefe del estáu, sinón al propiu estáu. Non al modelu bipartidista, sinón al réxime. Ye’l momentu d’apostar polos procesos constituyentes de los pueblos del Reinu, pola rotura democrática, pol acabu de la impunidá sobre la que se llevantó esti réxime indecente que pue tar agora dando les boquiaes.

Por too ello, Izquierda Asturiana (IAS) entiende que nun ye abondo con pidir un referéndum, agora que cola’l rei, pa ver si queremos otru. Referéndum, polo demás, que gracies a la tramposa constitución de 1978 nin siquier sería vinculante.

Referéndum ensin rotura democrática valdría pa mui poco. El réxime pue sobrevivir ensin monarquía, en forma de república presidencialista, igual de lliberal, igual d’autoritaria, igual o más centralista, igual o más antidemocrática. Necesitamos abrir la puerta a los procesos constituyentes de los pueblos pa que nun marcu democráticu decidan llibremente la so federación o non. Y Asturies, en tanto qu’una de les partes constituyentes, en tanto que comunidá política soberana del mesmu estáu español va doscientos años, tien que tener el so propiu procesu constituyente que redefina’l so marcu de rellaciones, tanto con otros pueblos del Reinu como de la UE. La broma pesada del Principáu d’Asturies sucursalizáu tien que dexar pasu a una república asturiana, democrática y soberana, que redefina llibremente los sos marcos de federación.

Pa cabu, Izquierda Asturiana (IAS) fai un llamáu a la participación en toles convocatories unitaries republicanes, dende la so propia llinia, pero a comuña con tolos sectores que querian valtar el réxime. Porque ye posible y porque ye necesario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en IAS. Guarda el enlace permanente.