Sabino Álvarez-Gendín y Blanco (1895-1983)

Nació en Avilés el 21 de marzo de 1895. Realizó los primeros estudios en Barcelona y los de bachillerato en su villa natal. Licenciado en derecho por la Universidad Central de Madrid, tras unos años en la Universidad de Oviedo, se convirtió en doctor en la capital en 1921, aparte de licenciado en Ciencias Económicas y Políticas. Comenzó su carrera docente como profesor auxiliar en la Universidad de Salamanca, donde permaneció algún tiempo hasta marchar, becado por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, a Francia, donde perfeccionó los estudios de Derecho Público. Vuelto a España, es destinado a la Universidad de Oviedo, donde alcanzó en 1934 la cátedra de Derecho administrativo, siendo secretario de su Ayuntamiento. Desde 1937 a 1951 fue rector de esta misma Universidad, para la que realizó grandes obras. Una de las más importantes, debido a la especial situación española, fue su recaudación de fondos para restaurar los edificios universitarios destruidos tras la Revolución de Octubre de 1934 y la Guerra Civil española de 1936. Su pertenencia a la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad facilitó su labor. También es de destacar su defensa de la Universidad de Oviedo en todos los ámbitos, frente a quienes, desde ciertas instancias estatales, consideraban innecesaria su continuidad y pedían en consecuencia su desaparición.

Bajo su mandato de rector se fundaron varias facultades que dieron lustre a la institución, como la Facultad de Veterinaria de León y la Facultad de Filosofía y Letras, así como los colegios mayores de San Gregorio y Valdés Salas, la Escuela de Peritos Industriales de Gijón y los cursos de verano para extranjeros. También participó activamente en la formación de numerosos institutos de Enseñanza Media en diversas localidades del Principado de Asturias. Fue también cofundador del Real Instituto de Estudios Asturianos.

Entre otras instituciones, fue miembro del Patronato Raimundo Lulio, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Sección Española del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas. Recibió diversas condecoraciones y fue autor de numerosas traducciones y colaboraciones en revistas españolas y extranjeras. En 1955 fue nombrado magistrado del Tribunal Supremo, cargo que ocupó hasta su jubilación. Murió en Madrid en 1983 y sus restos descansan en el cementerio de La Carriona en Avilés.

El 11 de Enero de 1994, el Ayuntamiento de Oviedo acordó darle a título póstumo el nombre de Sabino Álvarez Gendín a una de las calles situada en las viviendas sociales del Barrio de La Carisa, en concreto la que nace en el Camino de la Carisa.

Obras

  • Las mancomunidades municipales(Madrid, 1922), tesis doctoral
  • Teoría general de las fuentes del Derecho: Consideración especial de las de Derecho público(Madrid, 1925)
  • Expropiación forzosa: Su concepto Jurídico y nuevas orientaciones(Madrid, 1928)
  • Aglomeraciones urbanas v ensanche de poblaciones(Madrid, 1930)
  • Estudio general: El problema de Asturias(Oviedo, 1932)
  • Los contratos públicos(1934)
  • Nociones de lo Contencioso-Administrativo(Madrid, 1935-36)
  • Manual de Derecho Administrativo(Madrid, 1941)

Bibliografía

  • José Ramón Tejo, Las nuevas calles de Oviedo, Oviedo
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tradición rexonalista. Guarda el enlace permanente.